Grupo G.D.A.

Contamos Contigo

Sáb, 23.09.2017

Buscador

6 cosas que puedes hacer para dejar tu Mac como nuevo

mac_nuevo.jpg

Cuando utilizamos un ordenador por primera vez, todo va fluido y rápido. A medida que pasa el tiempo, por las instalaciones y modificaciones que hacemos, el rendimiento va menguando progresivamente, además de por las nuevas exigencias a nivel de hardware. Ahora bien, ¿qué podemos hacer para dejar nuestro Mac como nuevo, sin necesidad de formatear e instalar el sistema operativo de nuevo?

Si queremos dejar nuestro Mac como nuevo, una solución es formatear y reinstalar el sistema operativo. Ahora bien, esto nos llevaría a tener que instalar de nuevo todos nuestros programas, lo que sin duda es un proceso tedioso. Por ello, en esta publicación te mostramos los mejores trucos para dejar tu Mac como nuevo sin necesidad de formatear. La intención, en cualquier caso, es conseguir que el ordenador funcione tan rápido como cuando lo compramos.

Desinstala y borra lo que no sea necesario

Como sabréis, en Mac la desinstalación de programas es mucho más sencilla que en Windows. Tan sencillo como coger el icono del mismo y arrastrarlo hasta la papelera. No obstante, siempre es recomendable revisar con el explorador de archivos si ha quedado algo pendiente, como archivos temporales o “carpetas fantasma” que ya no sean necesarias. Por otra parte, podremos mejorar el rendimiento aumentando la capacidad disponible en disco, y esto lo haremos borrando carpetas y archivos que ya no nos sean necesarios.

Controla qué está funcionando en tu Mac

Probablemente haya procesos innecesarios que estén ejecutándose en segundo plano. Para revisar esto, tan sencillo como buscar “Monitor de Actividad” en Spotlight y ejecutar la herramienta que nos mostrará esta información. Si revisamos qué procesos están ejecutándose podremos comprobar cuáles no necesitamos y, con el icono en forma de “X”, cerrarlos de forma manual. De esta forma, ganaremos tanto rendimiento cuantos procesos pesados eliminemos.

Limita las aplicaciones que se ejecutan en el inicio

Al igual que en Windows, en los ordenadores Mac se ejecutan determinadas aplicaciones, de forma automática, cada vez que iniciamos el sistema. Si son demasiadas, o muy pesadas, el inicio del ordenador se ralentizará notablemente. Para controlar este aspecto podemos ir a Preferencias > Cuentas > Arranque, y aquí veremos cuáles son las aplicaciones que se ejecutan solas. ¿Las necesitas todas ellas? Lo más probable es que no, luego aquí podemos ganar en rendimiento.

Las actualizaciones son importantes

Mantener nuestro sistema operativo actualizado es fundamental, puesto que en ciertas ocasiones se solucionan pequeños fallos que afectan al rendimiento del sistema. Para ello, tan fácil como buscar Actualizaciones de Software directamente desde la App Store. Por otra parte, hay quien recomienda hacer una reinstalación completa del sistema operativo una vez cada año. Como aspecto adicional, no podemos olvidar que los cambios de sistema operativo se recomienda se lleven a cabo “en limpio”, es decir, sobrescribiendo y cargando una copia de seguridad después.

Libera la memoria RAM para lograr mayor fluidez

De la memoria RAM depende, en cierto modo, que el equipo funcione de forma fluida. La gestión de RAM en las últimas versiones del sistema operativo de Apple se ha optimizado para dar un soplo de aire fresco a ordenadores más limitados por sus componentes de hardware, pero nosotros también podemos controlar de forma manual la carga a la que estamos sometiendo nuestros módulos de RAM. Para ello, contamos con aplicaciones como MemoryClean, que nos ayuda a conocer qué está consumiendo cuánta memoria RAM.

Si te atreves con el hardware, esto es lo mejor que puedes hacer

¿Cambiar el procesador de tu Mac? Prácticamente imposible. Por lo tanto, hay otras opciones que podemos tener en cuenta en según qué modelos de Mac. En primer lugar, no debemos desestimar el poder de una unidad de estado sólido. Las memorias SSD aportan una mayor velocidad de lectura y escritura, lo que en definitiva se traduce en un rendimiento realmente superior y, por otra parte, experimentaremos arranques mucho más rápidos. De hecho, en los últimos portátiles Mac hemos visto cómo Apple sustituía los discos duros por unidades de estado sólido. ¿El resultado? Un rendimiento muy superior.

Tampoco es mala idea, ni muchísimo menos, considerar aumentar la memoria RAM de nuestro ordenador. Gracias a esto, aliviaremos la carga del procesador y conseguiremos, al mismo tiempo, mantener la posibilidad de ejecutar un mayor número de procesos en segundo plano. De esta forma, podremos tener más aplicaciones abiertas sin experimentar graves caídas en el rendimiento del sistema.

 

Fuente: adslzone

 

Compártelo. ¡Gracias!

Contador de Visitas

634786
Hoy Hoy 4
Ayer Ayer 11
Esta semana Esta semana 103
Este mes Este mes 457
Total de Visitas Total de Visitas 634786
Día con más visitantes 02-08-2015 : 457

Gracias por su visita

¿Quién está en línea?

Hay 95 invitados y ningún miembro en línea